• Omar Linares

¿POR QUÉ ME EXIJO TANTO? | Pensar la autoexplotación con Byung-Chul Han | La sociedad del cansancio



Si hay quien afirma que vivimos en la sociedad del cansancio es porque en nuestra cultura se da una tendencia constante al aumento del rendimiento, la competitividad y la autoexplotación. Para que puedas comprender mejor este fenómeno, reconozcas la presión que recibes (tanto interna como externa) y seas capaz de romper la influencia que estas dinámicas tienen sobre ti, en este vídeo explico algunos conceptos fundamentales que el filósofo surcoreano Byung-Chul Han expone en sus obras La sociedad del cansancio y Psicopolítica.


Espero que lo disfrutes.



Tras ver el vídeo


Te invito a parar un momento y realizar este ejercicio de autoconocimiento filosófico:


¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes? ¿Percibes alguna sensación de hastío, cansancio, agotamiento? ¿Qué la provoca? Conecta con ella.


¿Qué te exiges conseguir? ¿Para qué? ¿Es un objetivo propio o inculcado? Más allá de los beneficios materiales de lograrlo, ¿Qué esperas conseguir con ello? ¿Qué crees que te aportará? ¿Es cierto?


Ahora lancemos un breve análisis estoico a tus propósitos.


¿Cuánto de eso que te exiges depende de ti?


Observa la mínima cantidad de cosas sobre las que tienes un control total.


¿Cuánto, no dependiendo de ti, es algo en lo que puedes influir?


Reflexiona en qué medida puedes actuar para acercarte a tus objetivos, a pesar de que no esté en tu mano el conseguirlo.


¿Cuánto no depende de ti en absoluto?


Contempla la enorme cantidad de pensamientos, hechos, decisiones y otros elementos que no está en tu mano controlar. Acepta lo limitado de tu acción y deja ir la frustración por no ser capaz de controlarlo todo.


 

Aunque pueda parecer contradictorio, tomar conciencia de todo aquello que no está en mi mano controlar, lejos de suponer una rendición, es la clave para ponernos en marcha. Conscientes de esta distinción estoica, podemos dejar atrás la frustración por aquello que no sale como querríamos, y centrarnos en dar lo mejor de nosotros por lograr nuestros propósitos, conscientes de todo cuanto no controlamos.


Ver las cosas tal y como son no nos llevará al pesimismo, sino a una motivación real, creadora, enraizada en el presente.


Puedes liberarte de exigencias, creencias y juicios que no son tuyos y hacer de tu vida algo bello y propio.


¿Te animas?

561 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

¡Gracias por suscribirte!